LA FAMILIA, LO MÁS VALIOSO PARA GARANTIZAR CALIDAD DE VIDA DE PACIENTES: EVA PAREJA

[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Male" buttontext="Escuchar Noticia"]

La familia que acompaña y que cuida es lo más valioso para garantizar la calidad de vida de los pacientes, aseguró la presidenta honoraria de la Unidad de Asistencia Social (UAS) del Poder Legislativo del Estado de México, Eva Pareja de Hernández, durante el séptimo módulo del curso ‘Cuidados paliativos para enfermos y adultos mayores’.

Por ello, continuó, es importante concientizar respecto a que “cuando curarse ya no es posible, cuidar es la opción”, razón por la que, precisó, se deben otorgar cuidados paliativos. Este ha sido el tema del curso que la UAS está impartiendo a personal médico, de enfermería, de trabajo social, psicología, gerontología, terapeutas y público en general, con la participación de especialistas de diversas instituciones académicas y de salud.

En la sesión más reciente, al abordar el tema ‘Calidad de vida en el paciente paliativo y obstinación terapéutica’, la médica paliativista Antonella Rombola Camacho señaló que, en principio, es necesario que los familiares atiendan cuatro aspectos fundamentales para el enfermo: el espiritual, el familiar, el social y el económico, con la finalidad de disminuir sus problemas y preocupaciones, y para coadyuvar a que se sienta tranquilo y feliz en sus últimos días de vida, detalló.

Al señalar que para algunos pacientes la calidad de vida significa compartir tiempo con su familia, la especialista explicó que para muchos otros implica no tener dolor, estar siempre acompañados, tener la satisfacción personal de que todo ha valida la pena o la seguridad de que al morir no dejarán problemas a sus familiares.

La maestra en Prescripción de Ejercicio en Pacientes con Enfermedades Crónico-degenerativas por la Universidad Isabel de Castilla, de España, quien ha dedicado más de 10 años a los cuidados paliativos, también habló de lo que se conoce como práctica médica de obstinación terapéutica, que se refiere a la aplicación de métodos extraordinarios de soporte vital en enfermos terminales, los cuales, afirmó, prolongan innecesariamente la agonía y no otorgan ningún beneficio.

En este sentido, indicó que es importante que los familiares mantengan una relación basada en la comunicación con el paciente, para que la decisión que se tome sobre su destino sea el resultado de un acuerdo entre todas las partes involucradas, pues la abstención y retirada del tratamiento se plantea cuando no hay evidencia de su efectividad o cuando existe una sucesiva claudicación de los órganos vitales en la que el uso de más procedimientos no modificará el pronóstico.

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!