Rompope con sabor a Cempasúchil

Con sabor a almas y deleite para los vivos

Las tradiciones en México son de asombro a nivel internacional y la celebración a los muertos es la más importante y sobresaliente.

Rompope de Cempasúchil

Por ello los platillo que se realizan para esta ocasión a manera de recordar lo que en vida les gustaba a los difuntos, pero también se ha venido adaptando, creando una serie de alimentos adjuntos  a base de flor de Cempasúchil,  nieve, paletas, pan, pastel y en esta ocasión hablaremos de rompope.

Está bebida realizada a base de leche y huevos, originalmente fue de vainilla, pasando a un sin fin de sabores más, pero en esta temporada de muertos el sabor que se le ha dado es el de Cempasúchil.

Casa Morales, en Tlalpujahua, en el Estado de Michoacán cada año realiza una especial edición de este rompope, de cuerpo espeso y ligero sabor marcado por la flor amarilla de 400 pétalos, el Cempasúchil y que cada año se convierte en la anfitriona de ofrendas, camino de muertos, manto en las tumbas, imagen de cientos de festivales y sobre todo de un olor sin igual, que marca y llena de vida una tradición muy mexicana.

Así que no nos sorprendamos si a la vuelta  de la esquina encontramos algún otro alimento realizado a base de la flor que asemeja el sol y que mantiene cálida la noche para la visita de los fieles difuntos a una pasiva y tradicional reunión entre los vivo y muertos en México.

 

toluca_adicciones_870x130

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!