FERTILIZANTE PARA QUE NO MUERA EL CAMPO MEXIQUENSE

 

LIC. ALFREDO DEL MAZO MAZA

GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE MÉXICO

 

MTRO. ALEJANDRO OZUNA RIVERO

SECRETARIO GENERAL DEL GOBIERNO DEL ESTADO DE MÉXICO

 

A LA OPINIÓN PÚBLICA

 

 

FERTILIZANTE PARA QUE NO MUERA EL CAMPO MEXIQUENSE

 

Este  miércoles 11 de marzo, miles de campesinos y ciudadanos mexiquenses saldrán a las principales calles de Toluca para pedir audiencia con el gobernador, Alfredo del Mazo Maza, a fin de solicitarle, una vez más y con carácter de urgente, les brinde apoyo con fertilizante subsidiado al 50 por ciento para lograr una buena cosecha, fundamentalmente de maíz y avena, granos que mayoritariamente utilizan para el autoconsumo. Cierto que venden una pequeña parte de la cosecha y el dinero que ahí obtienen lo utilizan para compran otros productos necesarios para sus hogares. Asimismo, buscarán dialogar con el mandatario estatal para discutir con él los temas pendientes de la agenda con el Movimiento Antorchista estatal.

La preparación de la tierra para el ciclo agrícola 2020, en las tierras de las zonas frías del Estado de México -las que se ubican en el Valle de Toluca y Valle de México-, debió haberse iniciado los últimos días de febrero o los primeros de este mes de marzo, toda vez que las lluvias próximas y los fuertes rayos de sol favorecerán los cultivos.

Para que la siembra dé buena cosecha, los labriegos necesitan aplicar fertilizante a sus pequeñas parcelas que, por lo general, son muy débiles y carecen de nitrógeno y otros nutrientes en cantidad suficiente, elementos químicos que solo se obtienes a través del fertilizante. El problema es que, dados sus altos costos, los campesinos más humildes no pueden adquirir los insumos agrícolas que necesitan; por ello, muchas veces los campesinos no pueden fortalecen sus campos y, por tanto, su productividad es tan baja que muchas veces sus cosechas no les alcanzan ni para el autoconsumo.

Por esa razón, desde hace 12 años el Movimiento Antorchista del Estado de México ayuda a los campesinos de la entidad a gestionar y, cuando así ha sido necesario, a luchar ante el gobiernos estatal para que éste los apoye con un subsidio de 50% en el costo de fertilizante (y en algunos casos de herbicida), pues este importante insumo marca la diferencia entre una buena y una mala cosecha o, lo que es lo mismo, significa la diferencia entre comer o no comer entre los campesinos temporaleros.

Durante esos 12 años, no sin ciertas dificultades, los gobernantes del Estado de México atendieron esta justa petición de los campesinos más pobres -fundamentalmente de las etnias mazahua, otomí, matlatzinca y nahuatl-, quienes son propietarios de parcelas pequeñas que van desde media hasta 10 hectáreas y requieren de los insumos agrícolas mencionados.

Sin embargo, el actual gobierno del Estado de México, encabezado por el licenciado Alfredo del Mazo Maza, no ha hecho lo mismo: es la fecha que no ha otorgado ese apoyo a los campesinos más pobres, a pesar de que sabe que es desesperada su situación toda vez que llegó el tiempo de aplicar el fertilizante. Si el gobierno mexiquense no apoya con fertilizante a 80 mil labriegos y sus familias, serán terribles las consecuencias pues 300 mil habitantes del campo sufrirán hambruna pues no tendrán granos para el autoconsumo pero tampoco para la venta.

Para apelar a la sensibilidad de las autoridades, los campesinos del Valle de Toluca y del Valle de México, han realizado conferencias de prensa en las que han denunciado tal situación. También han realizado difusión masiva de volantes, mítines, cadenas humanas y manifestaciones públicas, pero las autoridades estatales han hecho caso omiso a todas esas expresiones que tienen el objetivo de llamar la atención del gobernador Del Mazo para que éste dé pronta solución a su demanda. No obstante, eso tampoco ha sucedido.

La indiferencia mostrada por funcionarios mexiquenses de alto rango a la petición campesina de fertilizante subsidiado, ha despertado el enojo y la inconformidad de los habitantes de los municipios más pobres de la entidad, como: Sultepec, San José del Rincón, Luvianos, Zumpahuacán, Tlatlaya, Tejupilco, Villa de Allende, Temascalcingo, Acambay, Villa Victoria, San Simón, Almoloya de Alquisiras, Ixtlahuaca, Morelos, Ecatzingo, Ozumba, Nextlapan, Chalco, Temamatla y Zumpango, los cuales están llenos de campesinos temporaleros.

Desde aquí, le aclaramos a las autoridades del Estado de México que al negar respuestas positivas a la gente, no perjudica a los líderes antorchistas, sino a los mexiquenses que sufrirán más hambre, pobreza y abandono. Cabe recordar que es obligación de los gobernantes atender y resolver las peticiones de sus gobernados y que el apoyo a los campesinos fue una de las promesas de campaña más repetidas.

A través del presente, reiteramos que Antorcha no dejará abandonados a su suerte a los miles de campesinos pobres y a toda la gente que representamos; por ello, el próximo miércoles 11 de marzo, volveremos a salir a las calles para exigir apoyo para los más necesitados de la entidad.

 

ATENTAMENTE

LA DIRECCIÓN DEL MOVIMIENTO ANTORCHISTA EN EL ESTADO DE MÉXICO

Los comentarios están cerrados.