Vivir de la basura es tan bueno como un abogado que trabaja en un taxi:

recolectores de residuos

Vivir de la basura es tan bueno como un abogado que trabaja en un taxi:

recolectores de residuos.

Como sociedad todos jugamos un roll. Algunos viven de los golpes, otros más de la patada, del cuerpo o del rostro como decimos, pero hay otro sector de la población que vive literalmente de la basura.

A pesar de lo que muchos creen, la basura está reconocida como el “oro gris”, pues de esta surgen grandes emporios económicos, como los del reciclaje, manejo y contención de ella, también del lado no legal, como la falsificación de marcas, al usar los contenedores originales, rellenados con sustancias de dudosa procedencia, un problema que incluso llega a afectar al sector farmacéutico.

Pero hoy no vamos a entrar en detalles, hablaremos de esas personas que día a día recorren las calles de distintas ciudades y comunidades en busca de ganarse unos pesos con la recolección de basura.

En este trabajo se enlistan un sinfín de personas, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad, si, un número muy grande trabaja diariamente recogiendo residuos sólidos, sin pertenecer a ninguna dependencia de gobierno, sin recibir alguna prestación o remuneración estable, pues se mantienes de las propinas que la gente les da, de la venta de material para reciclar como, cartón, Pet, vidrio, metal o algún artículo funcional desechado en algún domicilio.

Durante estos de días de cuarentena dictada por las autoridades, este sector de la población sigue activo, recorriendo casi todo el día las calles en busca de basura que les reditué en unas monedas, sin importar poner en riesgo su vida y la de sus familias.

La señora Carmen de 57 años, explica que ella ha vivido de la basura desde hace más de 10 años, la necesidad hace que se mueva uno donde hay para comer, la basura… esa es la que a mi y a mí familia, nos ha mantenido, tenemos en la casa tres carros para basura y salimos diario, aunque veces hemos sufrido cortadas, caídas, machucones y hasta sido aventados por algún automovilista inconsciente o camionero, pero aquí estamos saliendo adelante, viviendo de la basura.

Toda la basura recolectada es concentrada en un sitio para que el camión oficial de los ayuntamientos o privados, carguen y, mediante un pago de los recolectores, la trasladan a los tiraderos masivos de basura.

Un trabajo sucio que deja satisfacciones y una economía a un sector en nuestra sociedad.

 

 

toluca_adicciones_870x130

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!