Promotores de eventos sociales en EdoMéx  piden reabrir en Semáforo Amarillo, con restricciones.

[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Male" buttontext="Escuchar Noticia"]

Promotores de eventos sociales en EdoMéx  piden reabrir en Semáforo Amarillo, con restricciones.

César Gómez Valdés y Karla Espinosa, presidente fundador y secretaria general de la Asociación Empresarial de Eventos Sociales en el Estado de México, (AEEEM), piden a las autoridades volver a reactivar las actividades de la industria de los eventos sociales en Fase Amarilla, aseguran que desde la declaratoria de emergencia sanitaria las pérdidas para el sector ascienden a más de mil 600 millones de pesos, por lo que urge que vuelvan a rectivar los eventos sociales.

Los representantes del órgano de reciente creación, que incluye toda la cadena de valor de empresas y prestadores de servicios en torno a la realización de eventos sociales y proveeduría, indicaron que cuentan con un protocolo de regreso seguro, el cual, fue avalado por una especialista en Epidemiología y el Colegio de Médicos Mexiquenses, en el que se contempla el uso obligatorio de careta, cubrebocas, toma de temperatura, desinfección de mobiliario e instalaciones, e incluso, el aforo en Semáforo Amarillo sería al 50 por ciento de su capacidad, es decir, 10 por ciento por debajo al que está establecido en el Plan de Regreso Seguro del gobierno del Estado de México.

Aunado a estas medidas, proponen la redistribución de mesas con sana distancia y con cupo de 6 a 8 personas, las pistas de baile también tendrían parches en las superficies para señalar el lugar en el que podrían bailar las parejas, estarían suspendidas las fiestas infantiles, pues darían prioridad a las bodas, quinceaños, reuniones y celebraciones para personas mayores. Los eventos se reducirían a 5 horas y la ingesta de alcohol sería moderada, con protección debida para evitar la propagación del virus.

Los representantes de la organización empresarial que al momento agrupa a 50 agremiados, coincidieron que, desde hace seis meses que se suspendieron obligatoriamente los eventos sociales, los sectores con los que trabajan han cerrado. E incluso, calculan que más de 3 mil empleos se han visto afectados por la situación sanitaria actual, esto incluye, birthday planners, banqueteros, sonidistas, florerías, mobiliario, carpas y demás. 

Resaltaron que, lamentablemente tras la suspensión de eventos sociales en salones de fiesta, muchas personas han optado por realizar fiestas en casa, de manera clandestina, por ello, ante la necesidad de combatir la situación esto bajo el lema Cliente Seguro, Proveedor Seguro, por ello, pese a las pérdidas económicas que la emergencia sanitaria ha generado, ellos, pretenden cumplir con la normativa para que los clientes regresen seguros a realizar sus eventos sociales.

Gómez Valdés, mencionó que, la época de mayor demanda de este tipo de servicios se da en el último trimestre del año, puesto que muchos aprovechan los ahorros que se generan durante el año para la realización de eventos sociales, sobre todo el mes de diciembre, en el que las agendas están llenas.

Aseguraron que, muchos clientes han solicitado realizar de nueva cuenta sus eventos, sin embargo, en seguimiento a la emergencia sanitaria, los han tenido que posponer o rechazar a fin de evitar problemáticas y sanciones por las autoridades.

Fotos/El Baúl -Fotografía para el recuerdo-

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!