NO MÁS RECORTES AL CAMPO: CAPEM

urge un plan emergente para el campo ante la pandemia del SARS-CoV-2.

[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Male" buttontext="Escuchar Noticia"]

NO MÁS RECORTES AL CAMPO: CAPEM

Más del 60 por ciento de los productores están en quiebra.

Representantes de más de 16 organizaciones campesinas que integran el Congreso Agrario Permanente del Estado de México (CAPEM) se manifestaron en contra de los recortes al sector primario, que se presentan en el proyecto de prepuesto para el ejercicio fiscal 2021, dado a conocer por el gobierno federal.

Al dar lectura a un pronunciamiento en el que señalaron las dificultades a las que se han enfrentado los productores del campo durante la contingencia sanitaria derivada del Covid-19, los representantes campesinos se manifestaron en contra de estos recortes, pues deja en desventaja sobre todo a los pequeños y medianos productores.

El presidente del Comité Ejecutivo del Congreso Agrario Permanente del Estado de México (CAPEM), Juan Carlos Velázquez Carbajal, indicó que a pesar de la emergencia sanitaria del Covid-19, el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2021, presenta un recorte de cinco mil millones de pesos, en comparación con el ejercicio fiscal 2020, con un monto total de 334 mil 875 millones de pesos para el sector, lo que en suma representa un recorte presupuestal cercano al 40 por ciento en los últimos años, aumentando así las importaciones.

“Hacemos pública nuestra preocupación, al considerar que dicho presupuesto deberá apegarse aún más a las condiciones actuales de los campesinos y nuestro país, ya que de aplicarse el recorte presupuestado advertimos un escenario de vulnerabilidad y rendimientos decrecientes que impactarían en la superficie sembrada, superficie cosechada, volumen y valor en la producción de flores, hortalizas, ganado, forrajes y maíz, principales actividades del sector agrícola en nuestro Estado”.

El líder campesino señaló que el Paquete Fiscal de la Federación para el siguiente ejercicio plantea la eliminación de FIRA (Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura) que dejan en situación de vulnerabilidad total a miles de productores a los que servía como instrumento de apoyo en sus actividades.

Dentro de los componentes y programas que habrán de sufrir un reajuste, los más preocupantes son la eliminación del programa de “Concurrencia para los Estados”, aunado a la eliminación del programa de “Crédito Ganadero a la Palabra”, “Sustentabilidad Pecuaria”, “Estrategias de Cadena Productiva”, y “Adquisición de Semillas y Fertilizantes” que debido a las políticas estratificadas, por tercer año consecutivo dejaría sin posibilidad de obtener este importante insumo a los productores mexiquenses.

Sostuvo que derivado de factores como el impacto de la pandemia en México y en la entidad, más del 60 por ciento de los pequeños productores están al borde de la quiebra, lo que se estima en la pérdida de más de treinta mil empleos formales.

“Manifestamos nuestra disposición para construir a través del diálogo y la planeación conjunta, un esquema de trabajo que permita el impulso, la inclusión y la participación del sector en la agenda prioritaria de los tres niveles de gobierno, garantizando la sustentabilidad económica, social, política, ambiental, étnica, y de salud, que contribuya de manera significativa a la seguridad, soberanía alimentaria y estabilidad de nuestro país”.

Bajo este panorama solicitaron a los integrantes del Congreso Local y Federal la conformación de un plan emergente para atender a los productores del campo, a quienes se les reconoce su trabajo, a pesar del impacto de la pandemia.

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!