La muerte de Soleimaní ha despertado temor entre los aliados de EU a una nueva guerra en Oriente Medio

Con el asesinato del general iraní,  Qassem Soleimani, uno de los hombres más importantes de Irán, a manos de Estados Unidos, podrían desatarse represalias.

Según el Pentágono, Soleimani desarrollaba “planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región”.

Se responsabilizó a Soleimani y a la Fuerza Quds por “la muerte de cientos de estadounidenses y de miembros del servicio de la coalición, y de las heridas de miles más”.

Mientras que las consecuencias del asesinato selectivo de una de las figuras más populares de Irán suscitaron también preocupación en Estados Unidos y una nueva fractura entre demócratas y republicanos, que apoyaron el ataque, cuando falta menos de un año para las elecciones presidenciales estadounidenses.

Cabe hace mención que el Departamento de Estado estadounidense pidió a sus ciudadanos el viernes que abandonen Irak “inmediatamente”, luego de que un bombardeo orquestado por Washington mató al comandante iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

Mientras que el Gobierno de Estados Unidos enviará miles de soldados a Oriente Medio después de la muerte en un ataque estadounidense del poderoso comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimaní, informaron las cadenas de televisión CNN y NBC.

Y la muerte de Soleimaní ha despertado temor entre los aliados de EU a una nueva guerra en Oriente Medio

Los comentarios están cerrados.