El arte del tejido de mimbre en muebles a punto de desaparecer

Artesanos poco a poco van perdiendo el interés, al ser mal pagado.

[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Male" buttontext="Escuchar Noticia"]

El arte del tejido de mimbre en muebles a punto de desaparecer

Artesanos poco a poco van perdiendo el interés, al ser mal pagado.

Él es Francisco Velázquez Camacho, trabaja con bejuco y mimbre, tiene diabetes y cuenta con una prótesis en una pierna, tiene la otra lastimada, nos cuenta que prefiere luchar al día por salir adelante y no espera a que le den apoyos o limosnas.

Desde los quince años al lado de su padre aprendió el oficio, a veces bien pagado y a veces regateado, es como le pagan su trabajo que realiza en las calles a tiro de sol, por eso

Comenta que el mimbre es de importación, traído de Japón, filipinas, Alemania, un manojo de un kilo  le cuesta 1,200 pesos, esto le alcanza en un promedio de 10 a 16 sillas, dependiendo el tamaño y tipo de tejido.

Originario de Laguna Seca, en el Municipio de Villa Victoria y a poco más de una hora de camino, día a día sale con destino a la ciudad de Toluca y sus alrededores para poder encontrar trabajo que solicita con el grito de ¡se tejen sillas, mimbre!, o tocando donde se sabe que tienen este tipo de muebles, pues al paso del tiempo se hacen algunos clientes.

Si desean contratar los servicios de Don Francisco les dejamos su número de teléfono 7221468437, para que puedan contactarlo y así, poder hacer que este arte continúe vigente, parte importante de todo esto es no regatear el trabajo de los artesanos, sea el ramo que ellos manejen.

Sin más, un ejemplo de admirar a sus más de 50 años.

toluca_adicciones_870x130

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!