En riesgo la diversión extrema por pandemia.

Gotcha repunta en el gusto de amantes de deporte extremo

En riesgo la diversión extrema por pandemia.

Gotcha repunta en el gusto de amantes de deporte extremo

 

Uno de los sectores más afectados tras la pandemia de Covid-19, es el recreativo o de diversión, en este sentido al ser la gran mayoría de concentración y flujo abundante de persona, la crisis le ha pegado de manera nada divertida.

Los muchos giros que podemos encontrar para la recreación y esparcimiento son casi innumerables, pero en el caso del Gotcha, muchos parques cerraron definitivamente sus puertas, a menos claro, que los inversionistas fueran dueños de los espacios o terrenos.

El Gotcha, se ha posicionado en uno de los atractivos extremos, a este se enfilan quienes quieren celebrar la amistad, noviazgos, cumpleaños o simplemente probar cosas nuevas en un fin de semana.

Por supuesto que, al ser un deporte de riesgo tiene sus reglas, medidas de seguridad como el uso de trajes especiales para la protección personal y de partes vitales como la vista y el oído.

El municipio de Metepec cuenta con varios parques de este tipo, las áreas de las minas, es un lugar propicio para ello, la privacidad y no estar tan retiradas de la ciudad, las hacen muy atractivas, de esta manera existen grupos o clubes que incluso llegan a competir entre ellos, pero también hay familias que son todas unas expertas en el manejo de armas de bolas de pintura.

Para este deporte realmente no existe una edad, sin embargo, si las restricciones, pues todos los que decidan participar, es bajo su propio riesgo y, en casos de menores de edad, los tutores son los responsables.

Caídas y raspones son los menos, moretones ardor y hasta que una bola de pintura te saque un ojo son parte de las consecuencias de este deporte extremo, por ello es tajante e indiscutible no quitar la careta de protección mientras se permanece en el área de tiro, juego o batalla. Para este fin existe el arbitro de juego, quien sanciona las falta y abusos presentados.

La visita a estos centros se vio aminorada tras la orden de las autoridades al cierre de espacios de concentración, hoy tras la llamada “nueva realidad” buscan regresar al gusto de las personas, las limitaciones en cuanto a usuarios por jornada de batalla son restrictivas, el uso de medidas de sanidad, son obligatorias.

La limpieza y desinfección de los equipos que se alquilan es casi inmediata, para que no ocurra alguna propagación de quienes hacen uso de los trajes, caretas y armamento.

 

toluca_adicciones_870x130

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!