Caro y su hermano estudian y repasan sus trabajos escolares en plena calle.

Un celular y una banca su aula.

Caro y su hermano estudian y repasan sus trabajos escolares en plena calle.
Los hermanos Carolina de diez años y Cristian de seis años, regresaron a clases, en el municipio de Almoloya de Juárez, pero carecen, como muchos otros estudiantes de una computadora e internet.
Por medio de un celular, su herramienta digital, al que por lo menos dos veces a la semana su papá y su abuelita le compran recargas, realizan sus tareas.
Doña Cristina Mauricio, la abuelita, les compró una televisión en la que por la mañana, antes de salir de casa con destino a la ciudad de Toluca, ven sus clases y al mediodía se van con ella a la intersección de las avenidas del Paseo Colón y Tollocan, ahí ella vende golosinas para generar recursos para la manutención, mientras los pequeños se acomodan en una banca, lo que para muchos sería, una aula o espacio de clases o tareas, a pleno rayo de sol a expensas de una sombra proporcionada por un árbol, ahí hacen o repasan las actividades que sus maestras les dejan.
La abuela Cristina Mauricio, es una señora de avanzada edad, mientras ofrece dulces en la avenida a peatones y automovilistas, se cerciora que los niños continúen con sus tareas, ayudándoles en lo que le es posible y a ante el desconocimiento de muchos temas y problemas, aseguró que al ser una persona de la tercera edad ya no la contratan en ningún sitio, ante la desesperación optó por vender golosinas en la vía pública.
El papá de sus nietos, es su hijo, tras la pandemia se quedó sin empleo y eso la obligó a buscar alternativas para generar ingresos y ayudarlo a mantener a los pequeños. Carolina va en cuarto y su hermano en segundo ambos en la primaria de la comunidad de San Miguel Almoloyan en Almoloya de Juárez, platicaron que ambos acompañan a su abuelita pues se quedan solitos en casa esto mientras su papá consigue un empleo.
Ambos niños platicaron que carecen de computadora, pero cumplen con sus tareas enfrentando toda una serie de dificultades. La maestra de cada uno les envía tareas y actividades mediante la aplicación de WhatsApp, en la mañana muy temprano, revisan lo que les dejan y en la noche después de que su papá las revisa, las envían a la profesora por el mismo medio.
Mencionaron que ya les urge regresar a la escuela pues tener clases en línea se les ha complicado mucho, ya quieren volver a ver a sus compañeros. Carolina con libreta en mano y su hermano con un pequeño pizarrón repasan en la banquita algunos ejercicios, ambos portan cubrebocas y señalan que en cuanto tienen dudas la maestra les llama por celular de su papá y les trata de explicar.
De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) obtenidos en la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) solo alrededor del 40 por ciento de los hogares en México cuentan con una computadora, también apenas el 19 por ciento de los hogares de estrato socioeconómico bajo tiene conexión a internet; mientras que en las familias con un estrato más alto la cifra asciende a 90 por ciento.
toluca_adicciones_870x130

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!