El plástico vuelve a tomar importancia durante pandemia del Covid-19: José Santos

“Nunca me imaginé que me iba tocar participar en la crisis por la pandemia del Covid- 19, fabricando las bolsas para cadáveres”, señaló José Santos Vilchis, responsable de la empresa Dualiv, dedicada al manejo de material reciclado.

 

 

 

En entrevista, dijo que la pandemia por Covid-19, le da un giro a las prohibiciones del uso de plástico, pues hoy nos volvemos una sociedad plastificada, ya que en los restaurantes , los cubiertos no los entregan en una bolsa de plástico, los guantes, los cubrebocas y hasta las  bolsas para guardar los cuerpos de los fallecidos por la pandemia son plásticas.

Dijo que durante este tiempo de pandemia, nunca se imaginó que le iba tocar participar en la elaboración de bolsas para cadáveres y bolsas para empaquetar las caretas.

José Santos, nos platicó que, en un principio pensó que el hacer este tipo de cosas era una locura, sin embargo se puso a investigar sobre el cómo era la elaboración de las mismas y se hicieron con material reciclable cien por ciento y con especificaciones que marcan las autoridades sanitarias. Eso fue algo que nos permitió mantenernos activos en esta temporada, inclusive se pudo generar empleos.

“Las bolsas para Cadáveres son elaboradas con material 100% reciclable, con medidas especificaciones por el sector sanitario, aplicadas con 90 centímetros de ancho, por 180 o 2 metros de largo con un calibre 600 y con doble cierre”, explicó.

Señaló que esto fue un proyecto de nueva incursión y se empezaron hacer desde el mes de marzo y se han fabricado más de 15 mil piezas en alianza con el sector público textil , quienes se han dedicado a pegar los cierres de las bolsas para cadáveres.

Pero además dijo que a pesar de la pandemia, la realización de las bolsas para cadáveres, hizo que se generarán empleos en la zona de Temoaya, que es donde se encuentra dicha fábrica.

El ingeniero, Santos Vilchis, confió en que se debe crear y generar, ya que un tema muy criticado el que una bolsa de plástico tarda 500 años en desintegrarse, pero, sí esa bolsa es colocada en el contenedor adecuado; una empresa como la nuestra llega lo toma y la transforma, en 5 minutos deja de ser basura y vuelve hacer un producto terminado dándole valor y uso.

El ingeniero, José Santos Vilchis, dueño de la empresa Dualiv, dedicada al manejo de material reciclado, fue ganador del Premio Mexiquense a la Excelencia Empresarial en el ramo de sustentabilidad y medio ambiente.

Los comentarios están cerrados.