En Egipto anunciaron un hallazgo que podría cambiar la historia antigua.

el hallazgo corresponde a sarcófagos de más de 3 mil años de antigüedad

Antropólogos de Egipto anunciaron un hallazgo que podría cambiar la historia antigua.
El hallazgo corresponde a sarcófagos de más de 3 mil años de antigüedad, así lo determinan en excavaciones de la antigua necrópolis de Menfis.
El hallazgo corresponde a sarcófagos de más de 3 mil años de antigüedad, así lo determinan en excavaciones de la antigua necrópolis de Menfis.

Egipto anunció una serie de descubrimientos que podrían “cambiar la historia del antiguo Egipto” de lo que se conoce sobre las antiguas civilizaciones. Según el reporte de las autoridades egipcias, se realizaron increíbles hallazgos en la zona de Saggara, a unos 30 kilómetros de la capital El Cairo, en un área donde se tiene registro, existía la antigua necrópolis de Menfis.

 

Los arqueólogos encontraron el “templo funerario de la reina Naert, la esposa del rey Teti”, quien fuera el primer faraón del Imperio Antiguo de Egipto y gobernó entre los años 2322 y 2313 Antes de Cristo.
Las excavaciones las dirigió el reconocido arqueólogo y egiptólogo Zahi Hawass y, de acuerdo a los reportes, el equipo de arqueólogos en cooperación con el Ministerio de Antigüedades y de la Biblioteca de Alejandria, se realizó 52 excavaciones de entre 12 y 15 metros de profundidad en las que se encontraron cientos de tumbas y sarcófagos de madera de más de 3000 años de antigüedad. “Es la primera vez que se encuentra algo así en Egipto”, indica el comunicado de las autoridades egipcias.
También se encontró un papiro con antiguas escrituras del Libro de los Muertos. Esos textos ayudaban a los difuntos a “transitar el camino hacia otro mundo”, de acuerdo a las explicaciones de los especialistas.
Estos hallazgos “reescriben la historia de Saggara y más particularmente la del Imperio Nuevo, nacido hace 3.000 años”, señaló el jefe de la exploración quien adelantó que todavía le resta más del 70% de la investigación. El egiptólogo hace referencia a la importancia que tuvo en las dinastías número 18 y 19 del Imperio Nuevo (siglos XVI-XI a.C.) la adoración del rey Teti, ya que muestran que los ciudadanos en ese momento fueron enterrados alrededor de su pirámide.
La mayoría de los monarcas del Imperio Nuevo fueron inhumados en el Valle de los Reyes, algunos otros ubicados en esa urbe, por lo que encontrar tales sarcófagos muy lejos, dentro del territorio ocupado otrora por Memphis (fundada por el faraón número uno), constituye toda una revelación bastante importante para la historia y la arqueología.

 

Entre los descubrimientos que son muy numerosos destacan la estela de un difunto y su esposa identificados como Kha-Ptah y Mwt-em-wia, en los grabados en relieve aparecen junto a seis hijos e hijas, una de las cuales lleva el nombre de Nefertari, que es el mismo de la famosa esposa real principal de Ramsés II, mientras que uno de los varones luce el de Kha-em-waset, el del célebre hijo de Ramsés II, considerado el primer egiptólogo por su interés en restaurar los antiguos monumentos del país. Es una prueba de que ambos nombres debían ser populares.

Los comentarios están cerrados.