Vecinos de Jiquipilco, exigen sacar de la nomina a Jerónimo Apolonio

 

 

 

Quizá otros ayuntamientos lo toleren e incluso hasta lo vean bien, pero en el municipio de Jiquipilco no queremos ‘aviadores’ de lujo que cobran hasta 20 mil pesos quincenales como asesores de la Presidencia Municipal por haber sido diputados o dirigentes de grupos políticos; es una vergüenza mantener a políticos de otros municipios cuando nuestro pueblo tiene muchas carencias y necesidades.
Así lo manifestaron vecinos de la localidad de Jiquipilco, encabezados por Alejandro Valdez Pérez, quienes dieron a conocer que en la nómina del Ayuntamiento aparece el expresidente municipal de San Felipe del Progreso, Javier Jerónimo Apolonio con un pago de 20,000 pesos como asesor presidencial junto con otros 4 personajes, con el mismo monto durante todo el año 2020, que fue de pandemia por el coronavirus, aunque gracias al portal de transparencia IPOMEX también se sabe que cobró durante 2019.
Los pobladores de este municipio sentenciaron que exigen la salida de estos personajes que ni del lugar son, y que más que un pago lícito parece una ayuda o pensión política, por encima de las necesidades de gente verdaderamente necesitada, pues con esos 40 mil pesos mensuales que reciben 5 asesores son 200,000 mensuales con los que se pudieran comprar despensas, canastas básicas e incluso medicamento para las familias jiquipilquenses.
Explicaron que, dicho personaje de San Felipe del Progreso, cobra dicha cantidad en el ayuntamiento de Jiquipilco y muchos aseguran que lo mismo pasa en otros municipios priístas de la zona norte como Jocotitlán o Jilotepec. “Pero allá ellos si quieren sostener parásitos, aquí no los queremos, tenemos otras necesidades, mejor que lo saquen”, dijo Valdez Pérez.
Invitaron a la presidenta municipal, Marisol González a que lo saque de la nómina o que renuncie ella, porque eso no es lo que quiere el pueblo, pues no tiene el cargo para sostener a sus cuates con nuestro presupuesto, así como pasa con Salomón Melquiades Ávila, quien supuestamente trabaja en el jurídico personaje sin formación profesional y ahora su hermano José Luis se registró como aspirante a la alcaldía por el PRI.
Cabe mencionar que Javier Jerónimo Apolonio ya ha estado en el ojo del huracán anteriormente cuando trascendió que como alcalde ganaba más de 180 mil pesos mensuales, muy por encima de lo que ganaba el gobernador o el presidente de la República de esa época y luego de la derrota como aspirante a la diputación local había desaparecido completamente de la vida política.

Los comentarios están cerrados.