Borrador automático

A falta de hemodiálisis en hospital López Mateos, familiares exigen canalización de pacientes
Familiares y pacientes del Centro Médico Adolfo López Mateos de Toluca, exigen que se les brinde el tratamiento de hemodiálisis, atención que necesitan con urgencia y si no hay servicio, piden ser canalizados a otras unidades médicas.
Los inconformes llegaron a las puertas del centro medido con cartulinas y anuncios, aseguraron que ante la carencia de este servicio han optado por acudir a hospitales privados, espacios en los que han desembolsado fuertes cantidades de dinero, lo que afecta por mucho su economía.
María Arcadia, una de las afectadas, señaló que desde hace un mes este servicio de salud está suspendido e incluso, ya es la segunda manifestación que han realizado en este tiempo ya que todo se originó desde el pasado 2 de enero cuando en el inmueble se registró un cortocircuito que dañó el aparato con el que se realizan las hemodiálisis, pese a que las autoridades confirmaron que se atendería el tema a la brevedad, los afectados señalan que no hay avances.
Tras la necesidad de este tratamiento, la inconforme puntualizó que acuden a hospitales privados en donde cada hemodiálisis cuesta más de mil 500 pesos y ya no tienen la posibilidad de solventar los gastos, indicó Alejandra Terrazas, familiar de un paciente.
Posterior a la reunión con representante del hospital, puntualozobquenla respuesta fue ” Que el aparato llegará esta tarde, sin en arco para que se instale, se deberá desarmar en la menos dos partes, pasarlo a la sala y armarse ahí, posterior a ello se deben hacer pruebas y la desinfección de la sala, pues se han tratado enfermos COVID-19 en el lugar, lo que tardará algunos días más, todo esto debe ser por protocolo de salud y no contagiar a personas a la hora de realizarles el tratamiento de hemodiálisis. Nosotros vamos al día, los tratamientos para nuestros pacientes son muy caros, con esta pandemia no tenemos el recurso para solventar gastos tan fuertes. Lo que queremos es saber qué está pasando. Ya necesitamos la hemodiálisis”, coincidieron.
Desafortunadamente, dieron a conocer  que este jueves falleció una paciente de 21 años que tras la carencia del tratamiento y ante la falta de recursos no pudo realizarse las hemodiálisis en el sector privado y no resistió. Debido a esto,  temen por la vida de sus familiares pues las complicaciones ya les han pasado factura y las condiciones de salud de otros pacientes también son graves.
“Pedimos que no haya muertes pese a esta situación, sabemos que suman más de 120 pacientes los que requieren este tratamiento con urgencia”, dijo.

Los comentarios están cerrados.