Ejército de Birmania arresta a gobernantes

Líderes de la ONU y países piden libertad de detenidos

Ejército de Birmania arresta a gobernantes

 

El ejército de Birmania declaró este lunes el estado de emergencia y toma el control político del país durante un año tras detener a varios miembros del Gobierno, información que se dió a conocer en un canal de televisión controlado por los militares.

La toma del poder castrense llega horas después de la detención de parte del Ejecutivo, entre ellos la líder de facto, la Consejera de Estado y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, y el hasta hoy presidente, Win Myint, además de otros políticos y activistas.

El vicepresidente Myint Swe, fue nombrado en el cargo por los militares, gracias a los poderes que les reserva la actual Constitución, asume la presidencia; mientras que el jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, controlará a las autoridades para evitar se de un golpe de estado.

Estás acciones fueron tomadas después de el líderes de el ejército decidieran que los resultados de las recientes elecciones habían sido fraudulentas y ante el crecimiento de la posibilidad de que se diera un golpe de estado.

Por su parte El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, condenó “firmemente” el domingo el arresto por el ejército de Aung San Suu Kyi y de otros dirigentes políticos.

“La declaración de transferencia de todos los poderes legislativos, ejecutivos y judiciales a los militares, representa un duro golpe a las reformas democráticas en Birmania”, añadió.

En cuanto a posicionamientos de otros países, como Alemania, Estados Unidos, Rusia, La Unión Europea, china, Francia, Reino Unido y algunos otros, condenan las acciones tomadas por el ejército, piden que los resultados de las elecciones del pasado 8 de Noviembre, sean respetadas y que se pongan en libertad a los líderes políticos,  representantes civiles o demás detenidos.

 

Los comentarios están cerrados.