Marte será asaltado para encontrar la respuesta definitiva a si hay vida o no

tres naves aterrizarán en busca de evidencia

Marte será asaltado para encontrar la respuesta definitiva a si hay vida o no
En los próximos días, Marte, el planeta rojo tendrá la llegada de tres naves robóticas de distintos proyectos y países, tendrán la intención de despejar las muchas incógnitas que aún existen sobre este planeta.
Se espera que en corto tiempo, podramos saber mucho más sobre Marte: sobre su suelo, sus rocas, su superficie, incluso sobre sus sonidos. Desde mañana y hasta el 18 de febrero se van a lanzar tres misiones diferentes al planeta rojo. Los protagonistas de esta carrera son tres países distintos (Emiratos Árabes Unidos, China y Estados Unidos) los cuales enviarán sus respectivos proyectos en una única semana en la que coincidirán todos en la órbita del planeta en menos de diez días.
La nave de Emiratos Árabes Unidos será la primera en llegar a la órbita del planeta rojo. Esta nave, apodada con el nombre de “Hope”-esperanza en inglés- se espera que llegue mañana a Marte, aunque no se va a posar en la superficie debido a las enormes complicaciones que supone el aterrizaje en el planeta.
Marte tiene unas tormentas muchos más fuertes que las terrestres y precisamente lo que se está estudiando es si va a haber alguna tormenta fuerte porque después va a aterrizar la nave americana, que se llama ‘Perseverance’.
‘Perseverance’ aterrizará en una zona conocida como el cráter de Jezero (un nombre de origen bosnio) donde los científicos esperan encontrar signos de vida microbiana. Algunos de los nombres de los cráteres de Marte, como éste de Jezero, esconden curiosas historias detrás. Una de ellas es la de la ciudad de Calahorra. “El científico estadounidense Jim Rife descubrió en 1997 un cráter en Marte y lo bautizó con el nombre de Calahorra, de donde procedían sus bisabuelos”. “Quizá antes de buscar vida fuera de la tierra deberíamos decidir qué valor le damos a la vida en la Tierra”.
El uso del robot, Perseverance’ puede ser vital para los estudios sobre el planeta y es que cuenta con un láser que es capaz de pulverizar las rocas y medir su composición. Además, va a coleccionar rocas para que otro robot las traiga de vuelta a la Tierra: ese quizá será el gran análisis.
Otra de las misiones que se espera que se lleve a cabo es la que protagonizan de forma conjunta la Agencia Espacial Europea y Rusia: un proyecto que tenía que lanzarse este año, pero que se hará finalmente el año que viene. Esta misión, llamada como ‘ExoMars’, está orientada a analizar estratos inferiores para conocer el origen de Marte. El robot de esta misión, conocido como Rosalind Franklin,  debe su nombre a Elena Romero, una científica española que ha tenido el honor de elegir el nombre tras ganar un concurso.  “Este proyecto es muy emocionante y el poder haberle dado ese nombre lo hace aun todavía mejor” ha dicho en ‘La Ventana’
Sobre las causas que le llevaron a ponerle ese nombre, Elena ha explicado que Franklind “fue una de las primeras científicas de las que escuche hablar en mis días de instituto; no se suele mencionar el gran impacto que tuvo para los estudios de genética y fue una de las que me inspiró para ir al campo de la biología”.
Como dato adicional de la historia aeroespacial. El 23 de septiembre de 1999 una misión de la NASA pasó a la historia no por tener éxito, sino por una falla matemática, de comunicación y supervisión que le costó millones de dólares.
Con esta misión, un grupo de científicos pretendía colocar la sonda Mars Climate Orbiter en la órbita de Marte, pero por distintos errores y no usar adecuadamente el sistema métrico decimal, sumados y sin supervisión a tiempo provocaron que su aterrizaje fuera un fracaso total, estrellándose en suelo marciano.

Los comentarios están cerrados.