Cocoles de anís o piloncillo, deleite culinario de Chalma

no puedes dejar de llevarlo.

Cocoles de anís o piloncillo, deleite culinario de Chalma.

Si has visitado Chalma y el santuario del Señor de Chalma o el Ahuehuete, en el estado de México, te habrás dado cuenta de la gran variedad de artesanías, tanto religiosas, como culinarias que este pueblo que recibe cada a lo a millones de visitantes.

Chalma es un poblado que está situado entre los municipios de Malinalco y Ocuilan, literalmente los divide un pasillo comercial, es en este lugar que conocimos a los propietarios del amasijo y panadería de Los Panda 2, los hermanos platican que desde niños realizaban el tradicional pan de anís y piloncillo en forma de cocol.
El delicioso olor corre entre los puestos, el antojo llega a los visitantes cuando de entre el tumulto de personas se aprecian las mesas con bolsas llenas de pan, y a su lado a los trabajadores metiendo mediante una tabla larga los triángulos de masa al espectacular horno de leña.
¡Calientitos los cocolitos!, ¡De anís o piloncillo!, ¡Llévelos..! Es el grito con el que los panaderos al mismo tiempo que ofrecen un pedacito de pan, intentan convencer a los turistas que muy pocas veces se niegan a llevar unas piezas de este delicioso y tradicional pan.
Al menos un costal de harina se prepara durante el día para atender la demanda que ya se tiene, nos plática uno de los panaderos mientras, mete, saca, voltea y se me tiene alerta de que el pan que inunda de olor a anís o piloncillo el espacio cercano, muy por encima de otros productos que se preparan a su alrededor.
La producción de civiles se complementa con otro… También inigualable pan, mejor llamado, gorditas de nata, ¡¡uff!!, como negarle unas mordidas si está recién hechecita, peor aún si le pones nata o cajeta  también ahí la encuentras, quemada, envinada o espesa.
La parte culinaria en cada pueblo tiene lo suyo y debe ser admirada y al menos una ves en nuestras visitas saboreada, así que la próxima vez que pongas pies en Chalma, el del Estado de México, no dejes de probar los deliciosos cocolitos.

Los comentarios están cerrados.