Encapsulan y agreden a comerciantes que pedían audiencia con edil de Zinacantepec

 Con un saldo de doce mujeres golpeadas y tres detenidos granaderos del municipio de Zinacantepec enviados por el edil de extracción morenista José Gustavo Vargas Cruz, con lujo de violencia y sin respetar los derechos constitucionales de decenas de comerciantes que se encontraban a las afueras del ayuntamiento fueron desalojados y agredidos por exigir respeto a su actividad comercial para que se les permita ofertar su productos y así poder llevar el sustento a sus hogares.

Por tercera ocasión en menos de dos semanas comerciantes del municipio de Zinacantepec adheridos al Movimiento Antorchista del Valle de Toluca, durante un mitin pacifico que realizaron en la explanada del palacio municipal, mediante un fuerte dispositivo fueron injustamente golpeados, amedrentados y encarcelados por granaderos y policías municipales enviados por el alcalde Vargas Cruz, quien se niega en atender las demandas de al menos 35 vendedores ambulantes de la zona.

“Denunciamos a la opinión pública, que el alcalde nos está cerrando todas las puertas al trabajo digno, el edil está violentando la ley al pretender truncar nuestra libre manifestación; su desmedida ambición por el poder político y “quedar bien” con la ciudadanía ha llevado a colocar fuerzas policiacas alrededor de la cabecera municipal y del ayuntamiento para amedrentar a los comerciantes que estamos luchando en defensa de nuestro trabajo, no somos delincuentes, solo buscamos el sustento para nuestras familias” expresó Angélica Gasca Dávila, líder de los comerciantes antorchistas.

Así mismo, la líder de los comerciantes en nombre de Miguel Ángel Bautista Hernández, dirigente del Movimiento Antorchista en el Valle de Toluca, señaló que comenzaran una serie de actividades de denuncia pública ya que la administración de José Gustavo Vargas Cruz ha violentado y encarcelado injustamente a vendedores ambulantes que buscan el dialogo con la administración para exponer sus necesidades e inquietudes, sin embargo este cierra las puertas al dialogo y a la libre manifestación, por lo que continuaran defendiéndose de cualquier atropello por parte de la administración morenista.

Por otro lado, María Lanuza, una de las jóvenes comerciantes que fue amedrentada, relató el mal momento que vivió cuando se encontraban realizando el mitin pacífico “yo me encontraba grabando con mi celular y cuando sentí llegó repentinamente un granadero y me dio una patada, fue cuando nos encapsularon y tiraron, nos golpeaban con las macanas y nos patearon en la cabeza, prácticamente en todo el cuerpo, además nos violentaron verbalmente y manosearon, no les importó que estábamos menores de edad y mujeres de la tercera edad”.

Los comerciantes dijeron estar cansados del maltrato y amenazas por parte de los policías y la administración, pues dijeron son violaciones a la ley, por lo que seguirán defendiendo organizadamente sus derechos hasta que les den solución a sus demandas de todos aquellos que tienen un trabajo informal.

Los comentarios están cerrados.