La historia del circo en México es la historia de familias enteras.

La historia del circo en México es la historia de familias enteras.
Con 135 años de historia, cuatro generaciones y cuentos de trabajadores en su haber, el circo Atayde Hnos. Es uno de los circos más emblemáticos de México.
Con dos funciones diarias 18:15 y 20:30 horas, los 60 integrantes de la familia circense, cómo se hacen llamar, pues juntos y organizados, realizan todas las actividades y preparativos previos a cada función se alistan para entretener y llenar de admiración a chicos y grandes.
Después de un año y tres meses que llevó a los artistas que vivían del circo a vender papás, fruta y pollo, a rentar los camiones para realizar fletes e incluso buscar otros trabajos, dejando la vida de la pista redonda, los reflectores y el aplauso de las personas para regresar a sus países de origen o buscar trabajo e ingresos en otros lugares y oficios.
Yonari Vertti, responsable del Circo Atayde Hnos, comenta que la pandemia les ha pegado bastante, sumando la caída de visitantes con la censura del uso de animales en los espectáculos, pero ahora con la apertura de estos tipos de espectáculos, esperan un repunte de visitantes, pues el circo es en show por excelencia y totalmente familiar.
Con un aforo del 50%, sumado a todas las medidas preventivas que las autoridades han dispuesto para tener una estadía segura, las instalaciones de la tradicional carpa, dan la bienvenida a los espectadores, sedientos de magia y diversión.
Malabaristas, payasos, patinadores, equilibristas, contorsionistas, y personajes de series, películas y caricaturas, el circo cubre la espectacular función que llena de admiración a chicos y grandes, mientras los actores se juegan la vida por lo complejo de sus actos.
La función está puesta, el telón listo y los actores hambrientos de aplausos dentro de la carpa en donde todos somos niños nuevamente.

Los comentarios están cerrados.