Denuncia comunidad otomí ecocidio y despojo en zona boscosa de Huixquilucan

Acusa Juan Villegas Mejía amenazas del alcalde con licencia Enrique Vargas.

 

Piden intervención del Gobierno Federal en pro de la defensa de sus tierras.

Al asegurar que es presa de diversas amenazas por parte del alcalde con licencia Enrique Vargas del Villar, a quien acusó de depredador y ecocida, el líder otomí Juan Villegas Mejía exigió la intervención del Gobierno Federal, para evitar más atropellos y despojos ilegales en territorio de la República Indígena Otomí.

 

En conferencia de prensa, el dirigente de comunidades indígenas responsabilizó al edil con licencia de Huixquilucan de cualquier perjuicio en contra de su integridad física, al defender y negarse a entregar este territorio, con amenazas desde hace 5 años, e incluso hay una denuncia desde el 31 de agosto de 2016 en contra de Enrique Vargas.

 

Afirmó que la comunidad otomí que vive en Ayotuxco, Yamazula, Quistengo, Huiloteapan, sus pueblos San Francisco, Santa Cruz y rancherías del municipio de Huixquilucan es propietaria de 9 mil 452 hectáreas, confirmadas, tituladas y reconocidas por el Tribunal Superior Agrario, a través del expediente 679/2019 deducido al juicio agrario 2811995 del Tribunal noveno Agrario de la ciudad de Toluca.

Acompañado de representantes comunales explicó que tras una lucha de más de 27 años, ante el Tribunal Superior Agrario, tienen la sentencia de la escritura 5, 978 que otorga valor probatorio de documentos desde 1430, 1604, 1607 y 1645, es una escritura pública de valor probatorio, que los marca como República indígena, con una extensión de 9 mil 452 hectáreas que establece 30 mojoneras, sentencia confirmada el 14 de julio de 2020.  

 

Los representantes de la comunidad indígena, externaron su hartazgo porque sus tierras se han visto continuamente invadidas durante los últimos 30 años, pero a partir de la llegada del alcalde Enrique Vargas del Villar se incrementó, por lo que lo acusaron de abuso de autoridad y despojo ilegal de diversas áreas.

Villegas Mejía, precisó que a partir de su victoria en el juicio por la tierra, ha recorrido junto con la Guardia Nacional los bosques de Huixquilucan, mismos que ha encontrado talados y lotificados, apuntó que el caso más grave, es el del José Antonio “Pepe Toño” García García, diputado local con licencia y actual candidato a diputado federal por Acción Nacional, quien construyó un rancho de más de 9 hectáreas en territorio otomí, y hace uso de comandos armados para evitar que se acerquen, además los usan para amenazar a los habitantes de las comunidades.

Por lo que agregó, “en los recorridos que hemos hecho con el Fiscal General de la República y con la Guardia Nacional, hay gente armada, y reiteró en todos lados hay gente armada, vemos que han destruido parte del ecosistema y que hay ranchos enormes en la zona forestal… eso no lo habíamos visto hace un par de años”.

El líder otomí, reiteró, que lo más grave es el ecocidio, porque contruyen pozos, en beneficio de Interlomas, Bosque Real, Tecamachalco, que es lo que le deja dinero. Y hacen cambio de uso de suelo de manera indebida e indiscriminada. Y las comunidades indígenas están abandonadas y devastadas.

Puntualizó que ya que existen pergaminos, cédulas reales y escrituras que avalan el patrimonio de los otomís en Huixquilucan, las comunidades indígenas que habitan en este municipio deben ser reconocidas y respetadas por las autoridades municipales, se debe cumplir la ley, por ello reiteraron el llamado de apoyo al gobierno federal.

Los comentarios están cerrados.