URGE LEGISLAR SOBRE MENSTRUACIÓN DIGNA EN FAVOR* *DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES*

La llamada pobreza menstrual es la falta de acceso a productos sanitarios, a la educación sexual y sobre higiene menstrual, entre otros elementos; situación que se agrava ante la falta de acceso al agua potable en muchos lugares.

Existen mitos y tabúes que afectan los derechos humanos del sector femenino._

En este país la menstruación es un factor de desigualdad, no solo porque estigmatiza, minimiza y afecta derechos humanos sexuales y reproductivos de las mujeres, sino también porque impacta en su economía, ya que el gasto en productos de higiene representa 8% de los ingresos de los hogares más pobres, de ahí la importancia de legislar a favor de la “menstruación digna”, señaló la maestra en Educación y especialista en Condición Humana, Mónica Lourdes Mendoza Moctezuma.

En videoconferencia organizada por la Unidad de Igualdad de Género y Erradicación de la Violencia de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem), las y los servidores públicos recibieron instrucción sobre este tema a considerar en la perspectiva de género que se aplica en la promoción y protección de las prerrogativas fundamentales de las mujeres.

La también promotora de la prevención de la violencia, trata de personas y feminicidio, explicó que el conocimiento y fomento de la menstruación digna involucra a toda la sociedad porque aún existen mitos y tabúes derivados de la cultura patriarcal y la carencia de educación sexual.

Detalló que uno de los factores que más impactan es la pobreza, porque muchas personas no tienen recursos económicos para adquirir la canasta básica y menos para comprar toallas sanitarias, por tanto, se llevó a lo público un tema que había permanecido en el ámbito de lo privado y que urge legislar, a fin de que el Estado garantice la entrega de elementos de gestión menstrual de manera gratuita, universal y obligatoria a quienes lo requieran.

La especialista mencionó que la llamada pobreza menstrual es la falta de acceso a productos sanitarios, a la educación sobre higiene menstrual y de inodoros, entre otros elementos; situación que se agrava, dijo, al ver que 36% de la población mexicana no tiene abasto diario de agua potable para la higiene personal durante ese periodo, lo cual afecta su derecho humano a la protección de la salud.

Mendoza Moctezuma explicó que actualmente los productos para la gestión menstrual se gravan con el 16% de IVA, siendo considerado como un impuesto discriminatorio que atenta contra los derechos de las mujeres, entre ellos: a la salud, a la educación, a la no discriminación, a la igualdad de género, al agua y al saneamiento.

Por ello, el colectivo Menstruación Digna México, a través de diputadas y diputados de diferentes partidos políticos presentaron el 20 de septiembre de 2020 una iniciativa para reformar el artículo 20-A de la ley del IVA, proponiendo aplicar tasa 0% al ser artículos de primera necesidad: “porque menstruar no es un lujo ni es voluntario”, y no se puede dejar de gastar en esos productos. Sin embargo, relató, la iniciativa no ha prosperado.

La conferencista expuso la necesidad de que los varones tomen conciencia de la situación y se sumen a la generación de propuestas y políticas públicas para que las mujeres puedan vivir de mejor manera y sin tabúes; que se informe y se forme acerca de este tema propiciando un cambio de mentalidad que ayude a erradicar roles y estereotipos que atentan contra los derechos humanos y afectan el desarrollo personal del sector femenino.

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!