Ciénegas del río Lerma casi muertas, aún guardan esplendorosos paisajes

Ciénegas del río Lerma casi muertas, aún guardan esplendorosos paisajes.

Con una extensión de más de 3 mil hectáreas y declarada en el año 2002, como Área Natural Protegida con categoría de Área de Protección de Flora y Fauna, las Ciénegas del río Lerma, dan origen a uno de los sistemas lacustres más largos y contaminados del centro del país y, que dio sustento desde tiempos precolombinos hasta nuestros días a innumerables comunidades asentadas a lo largo de sus riveras.

El archipiélago se resiste a la transformación de las últimas décadas, invadida por cientos de fábricas y el crecimiento urbano desmedido, la cual ha quedado prácticamente encerrada por las crecientes cabeceras municipales de Lerma, San Mateo Atenco, Metepec, Chapultepec, San Antonio la Isla, Calimaya, Tenango del Valle, Santa Cruz Atizapan, Almoloya del Rio, Santiago Tianguistenco, Capuluhac y Ocoyoacac.
En lo alto de algunas partes, se aprecia una mirada única, un vistazo al pasado de los vastos humedales que en sus mejores tiempos albergo a millones de aves migratorias y peces, de las cuales hoy en día llegan unas miles como miles son casadas de manera ilegal en la región como deporte.
A lo largo de la extensión de nacimiento del río Lerma en Almoloya del Río, sobreviven paisajes magníficos, casi desconocidos para la mayoría de los citadinos en el valle de Tollocan, incluso para los que se atreven a aventurar a la casa de fotografías de naturaleza.
Fotos e información / I C

Los comentarios están cerrados.