*Dos terceras partes del Consejo estatal del PRD piden a Cristian Campuzano convocar el domingo a sesión para realizar la restructuración de la dirigencia*

Por cuarta ocasión en los últimos treinta días dos terceras partes de los miembros del Consejo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), exigieron a su presidente Cristian Campuzano, convocar el próximo domingo 25 de julio a sesión para realizar de forma institucional y conforme a derecho, la reestructuración de la dirigencia.

A nombre de dos terceras partes de los 193 integrantes del Consejo Estatal, Javier Rivera Escalona, secretario general del Comité estatal precisó en conferencia de prensa que luego del fracaso electoral registrado en la más reciente elección donde su partido sólo obtuvo el 3.7% de la votación, Cristian Campuzano está obligado a dejar la oficina de la dirigencia estatal y sus sucesores a realizar un análisis real del estatus del partido y tomar determinaciones encaminadas a tratar de fortalecerlo y hacer a un lado los intereses personales y/o de grupos.
Acompañado por las legisladoras electas Viridiana Fuentes y Elida Castelán, así como por Claudia Bautista y Norma Lojero, titular del área de transparencia y patrimonio y recursos materiales de la Dirección Ejecutiva estatal, junto con el consejero Agustín Uribe, entre otros liderazgos, Javier Rivera, explicó que desafortunadamente Cristian Campuzano sigue incumpliendo los estatutos al no convocar a los miembros del Consejo pese a que dos terceras partes del mismo órgano lo están planteando.

Por lo anterior, pidió a los otros dos miembros que también tienen esa facultad, realizar la convocatoria para que el próximo domingo se tenga la oportunidad de realizar los cambios necesarios que permitan al PRD estatal concretar su proceso de cohesión con el único objetivo de seguir otorgando a la sociedad políticas públicas en pro de la mayoría de la población mexiquense.

Apunto que en tanto Cristian Campuzano no alcance a dimensionar la urgente necesidad de su salida de la dirigencia estatal, la institución seguirá en incertidumbre porque no se pueden tomar determinaciones políticas.

En su intervención Claudia Bautista y Norma Lojero informaron que horas antes ratificaron ante las autoridades competentes su denuncia contra Campuzano por violencia política, ya que a partir de que él se enteró que se habían sumado a los más de 130 consejeros que piden su salida, el hostigamiento laboral y acciones irregulares en su contra se intensificaron.
En este sentido Claudia Bautista narró que el más reciente episodio de acoso y hostigamiento laboral fue el cambio de su centro de trabajo.

Detalló que el pasado fin de semana personas allegadas a Campuzano le comunicaron que su oficina ya no estaría en las instalaciones centrales del Comité estatal, ubicado en Paseo Tollocan, por lo que se tendría que presentar a las oficinas de calle Hidalgo de la zona del Centro de Toluca. Inmueble que prácticamente esta vació porque nadie se desempeña ahí más que el velador.

No hay muebles, no hay internet, no hay computadoras, “no hay nada”, precisó la afectada tras sostener que esa orden de Campuzano es una clara muestra del “hostigamiento laboral” que ha padecido en las últimas semanas.

Por su parte Agustín Uribe, miembro del Consejo estatal, opinó que el PRD debe realizar una profunda reflexión y análisis de los pésimos resultados electorales, pero ese proceso necesario y urgente no podrá realizarse en tanto el actual dirigente Cristian Campuzano no convoque a la sesión del Consejo Estatal.

 

Los comentarios están cerrados.