Leche materna, primera vacuna

Leche materna, primera vacuna y más grande regalo de amor de una mamá a su recién nacido: IMSS

 

El Seguro Social cuenta con mil 530 Unidades de Medicina Familiar y 210 hospitales con atención obstétrica que promueven la lactancia materna con medidas de sanidad para evitar contagios de COVID-19.

El Instituto promueve diversas estrategias como el “Mantelito Bebé NutrIMSS” que de forma didáctica muestra cómo alimentar a un menor de dos años.

 

La leche materna se conoce como la primera vacuna que recibe un recién nacido porque contiene diversas características nutricionales e inmunológicas que los dota de anticuerpos que le brindan protección durante la pandemia por COVID-19, y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) promociona la lactancia porque es el más grande regalo de amor de una mamá a su bebé.

 

La doctora Beatriz Pérez Antonio, coordinadora de Programas Médicos de la División de Atención Prenatal y Planificación Familiar, destacó que durante la emergencia sanitaria se ha reafirmado que la leche materna, además de ser el mejor alimento, es el factor de mayor protección para prevenir enfermedades infecciosas (diarrea, influenza, neumonía) y no infecciosas (sobrepeso y obesidad) con lo cual disminuye el riesgo de muerte.

 

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se conmemora del 1 al 7 de agosto, destacó que a nivel nacional el IMSS cuenta con mil 530 Unidades de Medicina Familiar (UMF) y 210 hospitales con atención obstétrica donde se atiende a la mujer embarazada, en puerperio y periodo de lactancia.

 Aseguró que la promoción de la lactancia materna en las unidades médicas e instalaciones del Instituto se realiza de forma segura y con medidas de pretección e higiene para el bebé y su mamá en esta etapa de emergencia sanitaria.

Refirió que actualmente 60 hospitales se encuentran nominados en la Iniciativa Hospital Amigo del Niño y la Niña, y 14 UMF en la Iniciativa Unidades Amigas del Niño y la Niña, mismos que han creado grupos de apoyo para otorgar asesoría a las mujeres en periodo de lactancia a través de comunicación vía telefónica sin necesidad de salir de casa, a fin evitar contagios de COVID-19.

 

La doctora Pérez Antonio señaló que en el caso de las mamás que son diagnosticadas con la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2, no se debe suspender la lactancia, el médico tratante determina si la madre puede continuar amamantando a su bebé o es mejor extraer la leche y que sea el personal de salud del hospital o la mamá quien brinde este alimento.

 

“El IMSS alienta a las madres para que continúen practicando el cuidado materno piel con piel o técnica canguro, pues ayuda a aumentar la producción de leche materna, favoreciendo el vínculo afectivo además de  fortalecer la seguridad a la madre en la atención del bebé.

 “Además no se debe olvidar cuidar en todo momento las medidas de higiene y seguridad para la prevención de enfermedades, como baño diario, lavado frecuente de manos y uso de ropa exclusiva para amamantar”, resaltó.

 

Agregó que también al toser o estornudar se debe realizar con la regla de etiqueta (cubrir la boca y nariz con la cara interna del codo y cambiar el cubrebocas), no saludar de beso, mano o abrazo; consumir alimentos bien cocidos, agua simple potable o embotellada; limpieza y desinfección del entorno, reducir al máximo las visitas y evitar lugares concurridos y cerrados.

 

Adicionalmente, dijo, la mamá tiene múltiples beneficios para evitar obesidad, diabetes, osteoporosis, cáncer de mama y de ovario; disminuye el sangrado después del parto, ayuda que el útero regrese a su tamaño normal más rápido y fortalece el vínculo afectivo, de confianza y seguridad con su bebé.

 

La especialista del IMSS indicó la lactancia debe ser exclusiva los primeros seis meses de vida y complementaria hasta los dos años o más.

 

Con el objetivo de facilitar la comprensión y el orden en que se deben otorgar las primeras comidas sólidas según la edad del menor, el Seguro Social entrega a las mamás el “Mantelito Bebé NutrIMSS”, una guía fácil y didáctica que les enseña a detalle la forma correcta de combinar la leche materna con los alimentos, lo que se conoce como alimentación complementaria.

0-6 meses:      lactancia materna exclusiva.

6-7 meses: primeras verduras, frutas, cereales y carnes.

7-8 meses: aumentar la cantidad y variedad de los alimentos anteriores y agregar leguminosas.

8-12 meses: agregar derivados de la leche, pescado, huevo y grasas como aguacate y aceite.

1-2 años: agregar frutas cítricas.

 

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, el lunes 2 de agosto se realizará la inauguración del foro de la UNICEF para personal de salud: “Por una Infancia Libre de Obesidad en México”, en el cual se expondrán los beneficios de esta práctica en los bebés. Además, en las Unidades de Medicina Familiar se realizarán actividades para promover la lactancia y se cuidarán las medidas sanitarias para evitar riesgos ante el COVID-19.

 

A través del canal youtube/seguridadsocial se transmitirán conferencias al público en general del 4 al 6 de agosto, con la participación de especialistas para hablar sobre temas como: Acciones del IMSS para favorecer la lactancia materna; Bancos de leche humana y lactarios; Alimentación de la madre en el embarazo y la lactancia; Acciones en familia y en el centro de trabajo para apoyar la lactancia materna, entre otras.

 

Los comentarios están cerrados.