María Isabel, una de las tres personas en EdoMéx que domina el uso del telégrafo

dos de ellas son mujeres.

María Isabel, una de las tres personas en EdoMéx que domina el uso del telégrafo.

 

La historia de los países se ha creado en el lomo y conocimiento de millones de personas, María Isabel Jiménez tenía 16 años cuando aprendió el código morse, esta mujer de origen sinaloense, hoy radica en Toluca y es una de las tres personas en todo el Estado de México que dentro de telégrafos sabe cómo descifrar este método de comunicación codificado, aunque solo haya usado en los últimos 5 años de funcionalidad del telégrafo, antes de migrar a otros métodos y sistemas de comunicación que en la actualidad se mantienen.
Isabel trabaja en Telégrafos de México, ocupa el cargo de coordinadora de operación en la gerencia regional Zona Centro y forma parte de los escasos telegrafistas que actualmente siguen vigentes.
“Yo escuchaba el golpeteo del código morse, en ese tiempo yo no sabía qué era, me acerqué a la sucursal y me dijeron, por aquí transmitimos los telegramas, me sorprendí porque era una comunicación impresionante”, dijo.
La también madre de familia relató que antes vivía en una localidad en la que la sucursal telegráfica estaba cerca de su casa, se acercó y pidió aprender el código morse, que aprendió a base de mucha dedicación y ganas por conocer más sobre este sistema.
Destacó que, a base de puntos y rayas se descifra el abecedario, letra por letra, hay que tener o desarrollar un oído fino para transmitir el mensaje lo más claro posible.
Apuntó que desde hace más de tres décadas empezó a trabajar en Telégrafos de México y aunque se crea que es un sistema que está obsoleto, esto es todo lo contrario, afirmó que es uno de los métodos de comunicación codificados más simples y reconocidos en todo el mundo y aunque no tiene el mismo auge que hace unos años, aún sigue vivo aunque en México ya se ha puesto punto final con el mensaje “adiós querido telégrafo, adiós”, entre las ciudades de México y Puebla.
-Pero, ¿es complicado aprender el código morse?
-La mujer originaria de Culiacán, refirió que la o el interesado tiene que aprenderse el abecedario y es cuestión de impregnar interés y paciencia, aunado a que se tiene que desarrollar el sentido del oído.
“Es un poco complicado porque tienes que prestar atención en el oído, tienes que saber cuándo estás transmitiendo y aparte cuando recibes pues los telegramas se transmitían así, había un punto de salida y un punto de llegada. Es como cuando estás escribiendo, sino escribes bien pues la otra persona puede interpretar mal una letra por otra”, relató.
Recordó que aprender este código le ha brindado satisfacciones y gratas experiencias, pues a través de dicho mecanismo se transmitieron mensajes importantes y trascendentales para la historia y a la vez, se marcó la vida de tantas personas.
Una experiencia que recuerda con mucha emoción fue la de una señora que vivía en Culiacán y en aquel tiempo tenía cuatro años sin tener noticias de su hijo llamado Felipe. La madre afligida asistía constantemente a la sucursal telegráfica sin éxito hasta que un día llegó un telegrama en el que su hijo le dijo que estaba bien y que no se preocupara más. Y así, muchas historias cruzaron fronteras a través de este código.
“Recuerdo que la señora rompió en llanto cuando le entregué el telegrama. Fue muy emotivo, aunque no era parte de la familia yo veía la preocupación de la señora, su hijo se había ido a Estados Unidos y llevaba años sin saber de él”.
Finalmente, dada su importancia, consideró que sería positivo que las nuevas generaciones conozcan el código morse, para que al menos conozcan los orígenes de la comunicación que ahora domina dentro de telégrafos de México.

Los comentarios están cerrados.

error: Contenido protegido!!